Google+ Followers

domingo, 16 de junio de 2013

Diferentes actitudes ante la vida.....

Demasiado alejada de mi querido blog, del espacio donde expreso los sentimientos más profundos de mi alma...Hoy mi madre habría cumplido 73 años y mañana hará un año desde que nos dejo para estar en un lugar mejor, lejos físicamente pero cerca del corazón en cada uno de los instantes de mi vida, en el día a día, en todo lo que hago, cerquita, cerquita como si pudiera escuchar los latidos de su corazón, ver su sonrisa, escuchar sus ronquidos, sus consejos, nuestras charlas...

Pero no quería hablar de esto hoy.....Anoche tuve una conversación dura, con alguien que acaba de aparecer en mi vida y luego hace unos momentos leyendo la entrada de un amigo sobre las reflexiones de otro amigo, qué enrevesado..me han hecho lanzarme a la página en blanco a escribir..A intentar transmitir solo un ápice de mis sentimientos y pensamientos...el resto ya sabéis que queda en buena parte para mi, recluido, vigilado bajo mis llaves para que no perturbe mi tranquilidad...

Mi conversación de anoche me recordó a la Noemi del pasado, a esa chica sensible, inquieta, incapaz de reconocer sus virtudes y sí de promover todos y cada uno de sus defectos..capaz de quedarse sola por no agobiar a los demás, capaz de pasarse horas y horas regodeándose en su dolor, en sus desgracias, en su incapacidad para salir adelante....Rota por el dolor, rota porque rompieron sus sueños cuando era demasiado joven y costo muchísimo salir de las cenizas...Me recordó a esa Noemi gris a la que habéis conocido muchos, a la que habéis aguantado y no siempre comprendido, normal nunca he sido lo que se dice una chica al uso ni alguien demasiado normal...

Los que bien me conocéis, sabéis que fue lo que rompió mi vida a los 15 años, demasiado dolor, demasiados cargos de conciencia, demasiado dramatismo, el pleno convencimiento de que no merecía la pena seguir adelante, que la vida no tenía sentido..que solo en el dolor y la soledad encontraba tranquilidad...pero muchos seguisteis ahí...Así como siguió mi obsesión por estudiar historia, cuántas veces me ha sacado la historia del pozo del dolor, mi obsesión y fijación por el  Madrid (esa sigue firme)...y así fueron pasando los años más difíciles de mi vida...

Poco a poco, supongo que el dolor fue disminuyendo, fui madurando o encontré a esas personas especiales que llegan a tu vida e iluminan todo tu universo...Esas personas que no critican, que te quieren por ti misma, sin maquillajes, sin fisuras, al natural...y ahí fue cuando empecé a cambiar, aunque fue largo y duro el camino....no fue flor de un día, ni un cambio de un día para otro....

He vivido dos momentos claves en mi vida, de esos que te cambian la vida, que vuelven tu universo del revés y empiezas a valorar tanto y tanto los pequeños detalles, el día a día..porque sabes que no volverás a tener un instante así con esas personas...La muerte de mi padre supuso un golpe brutal para mi alma, estaba muy unida a él...ver llorar desconsoladamente a mi madre y a mi hermana me hizo reaccionar, algo diferente tenía que hacer yo...y lo que fuí incapaz de hacer a los 15 años, lo conseguí a los 28, salir adelante, luchar día a día por sonreír, por ver el lado bueno de las cosas, por disfrutar los instantes, los amigos, por estar con la gente que quieres....por vivir, sin más....

No sé si voy a ser capaz de acabar esto sin derramar mil lágrimas que se encuentran en lo más profundo de mi corazón, he dejado de llorar hace mucho tiempo, más del debido, he dejado mi lado sensible aparcado en un rincón..para dotar mi alma de una fortaleza interior que creo que siempre he tenido....Me está costando mucho escribir esto, como si las palabras se agolparán en mi cabeza y mis rápidos dedos no fueran capaces de captar el instante de inspiración en su totalidad....

Sobre mi madre, aún no estoy preparada para hablar sobre ella, las heridas están demasiado abiertas, sangran mucho todavía..pero todo llegará...solo decir que la recuerdo cada día, igual que mi padre, pero no con tristeza,, siempre con alegría...pensando que están con nosotras, que observan todo lo que hacemos....y espero que estén orgullosos de nosotras, como nosotras lo estamos de ellos...

A veces vamos demasiado rápido por la vida, no nos paramos a pensar en las pequeñas cosas, en un mensaje de un amigo, en un "me gusta" en Facebook, en un mensaje de cariño de alguien, en recordar algo que has vivido con alguien y te hace sonreír... A veces olvidamos que hay que cuidar a los que nos rodean, que hay que amarles, también discutir, llorar, sonreír y sobre todo disfrutar de su compañía, que hay que perdonar los errores, los fallos, sobre todo cuando ves que se les ilumina la cara al verte....

Hay que aprender a convivir con los fallos y las virtudes de los que nos rodean, hay que amar lo bueno y lo malo, cuidar los instantes vividos..tengo tantos recuerdos con tantos amigos...Tengo tantas cosas vividas, por ejemplo, con mis amigas del pueblo, las de toda la vida, que cuando las cosas se pusieron feas, coloque en una balanza lo bueno y lo malo, si merecía la pena seguir o no seguir...y tome la decisión adecuada, estamos y estaremos siempre....

Con esta reflexión me gustaría expresar que siempre se puede cambiar, que podemos adoptar diferentes actitudes a lo largo de nuestra vida, que en un instante es cuando decides si quieres vivir o sufrir, si quieres intentar ser feliz o hundirte en el pozo del dolor....Y se puede, pero depende de cómo lo afrontes en ese momento, no se puede estudiar, ni se puede programar cómo vamos a reaccionar..simplemente lo hacemos y ya....

No soy mucho de dar consejos, pero disfrutemos de lo que nos regala el día a día, de todo lo bueno y lo malo, de las sonrisas, de las tristezas, de los abrazos, de los besos furtivos...porque igual un día no podemos compartirlos con aquellos a los que amamos o no con todos....quizás siempre quedan abrazos y besos que no llegan a su fin, quizás abrazos y besos que no podemos volver a tener....Disfrutemos de un instante de felicidad, por efímero que sea, de una conversación surrealista en el bar de tu pueblo, de una charla a altas horas de la madrugada, de unas risas compartidas por el teléfono o de planes de cambios estructurales en casa con tu hermana....Disfrutemos de los que amamos y de los que nos aman, no convirtamos la preocupación en dependencia, mantengamos nuestra libertad, nuestra independencia pero también cuidemos de los nuestros, de todas las estrellitas que forman parte de nuestro firmamento...

Supongo que los que estáis ahí siempre preferís a la Noemi alocada, alegre, vivaz, dicharachera, nerviosa y algo friki (cuando la historia está de por medio)...pero que también me queréis cuando me pongo triste, cuando estoy imposible, cuando me pongo de mal humor, cuando discuto, cuando me enfado....Nos queremos con nuestros defectos y virtudes.....Gracias, gracias y mil gracias por estar, por existir y por ser....

AH.....Y CON UNA SONRISA TODO SERÁ MÁS FÁCIL....

Besos mil a todos los que compartís instantes robados al destino....