Google+ Followers

jueves, 1 de agosto de 2013

25 años no es nada...

Desde el rincón más maravilloso del mundo, donde mi alma encuentra la paz y donde me cargo de energía para todo el tiempo, mi pueblo, mi espacio mágico, Fuentes de Béjar, ese lugar sin el que no podría vivir, no podría vivir sin sus paisajes, sin su olor, sin sus colores, sin sus sonidos....Hoy me gustaría escribir sobre lo rápido o lo lento que pasan los años, dependiendo del prisma desde el que se miren o de cómo la vida devuelve las cosas a su lugar...

Este verano hace 25 años que conocí a G, N, A, y MA, porque a E ya la conocía de antes, pongo siglas para preservar la intimidad de las susodichas, no vaya a ser que se hagan famosas y luego me demanden..jajaja....El momento fue un encuentro casual, las hermanas de MA y A eran amigas de mi hermana y como E y yo siempre andábamos las dos solas pues decidieron que nos teníamos que conocer, éramos de edades parecidas y pronto descubrimos que también de comportamientos y mentalidades similares...Fue durante las fiestas, en una especie de concurso al que terminamos subiendo al escenario G, N y yo...haciendo el mayor de los ridículos de nuestra vida, ya ese día teníamos claro  que no nos gusta nada sentirnos observadas por mucha gente...en eso y en otras cosas no hemos cambiado mucho...

A partir de ese día estábamos todo el día juntas, era la edad, cuando tienes 12 años, lo más normal del mundo es estar todo el día dando tumbos por el pueblo, haciendo todo tipo de chorradas varias, exploraciones al Huerto del Cura, guerra de piñas, paseos a La Puebla, paseos a Ledrada, días de piscina,  jugar al basket, montar en bici (bueno yo iba detrás a mi ritmo, porque la bici y yo nunca hemos tenido buen rollo), corriendo, ensayando en la ermita o en cualquier lugar apartado, para cantar la ronda, quien dice cantar, dice hacer gallos, cantar fatal..y luego encima con nuestra vergüenza desmedida, recuerdo que nuestras primeras veces cantando la ronda eran un poco desastres...(seguirá la lata de sardinas en el tejado de la iglesia????)....

Seguimos creciendo, aprendimos juntas a bailar pasodobles, bebimos la primera vez todas juntas, fumamos, lloramos, reímos...y bueno, obviaré uno de los capítulos más oscuros de nuestra vida en común en el pueblo, esto pretende ser una oda a la amistad y a su evolución, al cariño...Sólo decir que nunca me cansaré de dar las gracias a todas por estar ahí, por sujetarme cuando me hundía, por dejarme su hombro para llorar, por estar día a día...y por entender lo qué paso...

Reconozco que siempre hemos estado un poco locas, todas con un carácter más o menos parecido, o al menos en esencia....Creo que las más locas somos MA, G y yo, casi hiperactivas, incapaces de estar quietas o calladas y lo peor es que somos así desde pequeñas, a veces nos calmamos, pero son las menos....todo mentira, no paramos ni dormidas. Quizás la madurez nos haya hecho perder parte de nuestra chispa, pero lo menos....Durante nuestra adolescencia vivimos algunos de los mejores momentos de nuestra vida, aún recuerdo la imagen de todas tiradas en la acera de mi casa, hablando de nuestras tonterías, era como el punto de reunión....muchas veces me viene ese recuerdo a la cabeza, como muchos otros...las primeras veces que nos dejaron subir a Guijuelo, a Ledrada...los primeros tonteos y ligues, los bailes, las verbenas...cómo quedábamos en casa de cada una para arreglarnos, para cenar, para separarnos lo menos posible...

Por mi casa andan las cartas que nos mandábamos unas a otras, cartas en muchos casos semanales en las que nos contábamos nuestras andanzas, nuestros miedos, nuestros primeros amores...qué bonitos esos tiempos, escribiendo a mano (si, si ya sé que mi letra era y sigue siendo un jeroglífico indescifrable), pero echo de menos esos ratos, esas lecturas, tocar el papel....pero hay que reconocer que las nuevas tecnologías nos siguen manteniendo en contacto de cualquier forma...y las pintas que llevábamos aquellos años, tenemos múltiples fotos y en algunas parecemos las hermanas tontas de Locomía....jajaja

Luego de repente, por diversas razones el grupo se disperso un poco, E dejo de venir tanto al pueblo (el amor), y A y MA siguieron caminos diferentes al nuestro, digo nuestro porque yo he seguido todos estos años con N y G, compartiendo momentos, creciendo juntas, llorando , riendo y manteniendo nuestra amistad con la distancia, con nuestros más y nuestros menos, pero eso es normal cuando conoces a alguien de tantos años....Reconozco que todas lo pasamos mal, hubo demasiados reproches en esa conversación en el Bar Nuevo, recuerdo de N y yo, además de discutir acaloradamente, salimos en el corazón un tanto partido...había sido mucho tiempo juntas y de repente, por malos entendidos, por la independencia que siempre hemos demostrado N, G y yo, la cosa termino rompiéndose, a nosotras tres nunca nos ha gustado recibir ordenes, ni tener que ir detrás de nadie....

Y así siguieron pasando los años, al principio apenas nos hablábamos, supongo que el dolor y la decepción pesaban....pero con el tiempo las cosas se fueron suavizando, supongo que la madurez, supongo que el cariño que seguía latente o simplemente que tenía que pasar asi y ya...yo creo que si algo merece la pena, tarde o temprano vuelve a tu vida.... y en estas fue cuando decidimos el año pasado organizar una celebración porque hace 25 años que las conocí y que cambiaron mi vida, bueno yo igual la de ellas también un poco...

Hablaré de una en una, intentando no extenderme mucho, no vaya a ser que termine el verano y siga aquí escribiendo y G termine con todos los libros que tiene descargados en su e-book o cómo se ponga...

E fue la primera a la que conocí, durante dos o tres veranos estábamos las dos siempre solas, sin conocer a nadie más, pero creo que tampoco lo necesitábamos, pasábamos horas y horas jugando y juntas siempre juntas,..aún con los años transcurridos puedo sentir esos nexos intangibles con ella, siguen presentes, si hablo con ella, enseguida volvemos a ser las dos niñas de antes, sinceras, curiosas, divertidas y con la misma confianza....múltiples cartas, llamadas pero luego se fue alejando poco a poco del pueblo, a veces los novios son los que tienen o simplemente la vida, pero cuando viene disfruto igual de su compañía...aunque a veces se nos vaya la pinza un poco...

Ahora hablaré de MA, la más loca sin duda, sigue manteniendo es locura suya de cuando éramos pequeñas, la risa, la gracia, la falta de vergüenza, reconozco que con ella todo fue siempre fácil, aunque es la más despistada de todas...escribía cuando se acordaba, llamaba igual cuando se acordaba y cuando las cosas se fastidiaron, seguimos hablando aunque menos, las cosas habían cambiado..pero tengo en mi retina miles de anécdotas de su locura y de la mía, esas rondas por el suelo, bueno que narices caernos nos caíamos todas...

A continuación A, creo que durante mi infancia y adolescencia era con la que más vínculos tenía, la más cercana a mi junto con G, creo que las tres éramos como uña y carne..creo que con A es con las que más cartas he intercambiado, con ella siempre eran semanales y cuando tomamos caminos diferentes se me hizo dura su ausencia, echaba de menos sus cartas, sus frases, sus consejos, su cariño y su amistad...fueron momentos difíciles, no entendía su cambio, no entendía porque me dejaba sola y prefería la amistad de otra persona...pero el destino nos tenía guardada una bonita sorpresa, que el tiempo colocará las cosas en su lugar, que las cosas volvieran a ordenarse y eso lo sentí con ella cuando estuvimos toda una tarde en Madrid...

Ay y ahora de quién hablo de N o de G, o de G o de N???..complicado dividir el corazón, complicado decidir el lugar que ocupan en mi corazón...con cada una tengo una relación diferente, siempre ha sido así....y creo que siempre lo será....

Me decido a hablar primero de N, siempre hemos tenido una relación más tranquila, aunque se asentó más después de esos años malos de la adolescencia, ella a veces no recuerda algunas cosas que yo viví con G y A..pero imagino que era porque ella estaba con otra amiga de la que no sabemos nada y porque como siempre iba tan "estirada" no se enteraba (es broma N, nunca has sido estirada)...así que nuestra amistad se fue forjando con sus visitas a casa casi todas las mañanas, con esas pequeñas charlas de 10/15 minutos con Noemí en pijama y el cariño siguió y siguió creciendo con los años y hasta ahora..reconozco que me encanta estar con ella, pasar horas y horas, sin más en su compañía, siempre ha estado ahí y sé que lo estará y yo para ella...Gracias mi niña por el amor incondicional y después de la tempestad viene la calma y después de nuestros momentos malos, nuestra amistad es más fuerte....

Y me queda G, otra loca como yo...mi G..siempre pendiente, siempre tan incondicional, salvo alguna temporada en la que nos alejamos y lo pase mal, me sentía un poco vacía, un poco abandonada, un poco sola...porque ella y yo siempre andábamos juntas en todos los líos, creo que con ella he vivido momentos de lo más curiosos, surrealistas y de enfado familiar....creo que nos parecemos bastante, las dos somos muy independientes, lo que no está reñido con estar pendiente de los que nos rodean casi en todo momento...Las dos somos leales hasta que nos hacen daño, a partir de ese momento no suele haber vuelta atrás...a no ser que la cosa merezca la pena....sé que siempre ha estado ahí y que estará, para lo bueno y para lo malo, o cuando la haga tita...jajaja.,,que gracias por estar y por ser como eres....

La conclusión es que la amistad si es buena permanece, se va transformando con los años, hasta convertirse en un remanso de paz, como la que vivo ahora yo con estas 5 locas, pero sobre todo con G y N, con las que sigo compartiendo casi todo mi tiempo en el pueblo...Al final hay que quedarse con los pequeños detalles, con los que van llenando tu día a día, tu universo de instantes robados al tiempo, que se clavan en tu retina y en tu corazón...

Gracias chicas por estar y por ser, y a ver si cumplimos los 50 años de amistad, aunque seamos un poco momias.....Mil besos