Google+ Followers

jueves, 3 de noviembre de 2016

Gente bonita

A veces la vida te otorga sorpresas curiosas, encuentros inesperados que llenan de alegría tu día...Gente bonita que te recuerda que merecen la pena los esfuerzos, las sonrisas, los momentos vividos....Gente bonita que hace que vuelvas a sentir lo mismo que sentías cuando estabas más tiempo con ellos, gente bonita que te ha visto reír y llorar y han estado ahí, todo cosas lindas...

Hemos vuelto a las calles a manifestar nuestro malestar contra una Ley Educativa injusta, mal hecha, improvisada y encaminada a que solo puedan estudiar unos pocos...Me reencontré allí con mi lado reivindicativo, pero con ese que me gusta, sin insultos, en un entorno de buen rollo y tranquilidad, y mucho verde, verde de alegría, de primavera, de luz, de esperanza, al ver a los estudiantes tan concienciados con lo que está pasando, puede que no sea tarde...No me gustan las manifestaciones donde priman los insultos, que no llevan a ningún lado...Estuve bien acompañada en ella, por Carmen, mi compi eterna de tribunal, con la que no tengo la sensación de competir porque nos llevamos bien,nos tenemos cariño y estamos igual de fastidiadas; con Ceci, que me hizo recordar esos primeros momentos de formación de la Plataforma de Interinos, esas primeras asambleas en la calle, abrazos de cariño sincero....y con Roberto, ese amigo entrañable, encantador y cariñoso que ha sabido entender y valorar lo particular de mí, igual que yo de él y que siempre estará...

Seguiremos en las calles, que a nadie le quepa duda, hasta que esta ley desaparezca, hasta que no se aclare qué va a a pasar con las Reválidas, y con el futuro de nuestros estudiantes y jóvenes; y eso sin hablar de qué va a pasar con el famoso Pacto Educativo, qué sorpresas nos deparará la reunión de estos políticos que tenemos, que no están en las aulas a diario, qué exigirán que hagamos...

La manifestación fue entretenida por la buena compañía, por el camino conseguí ver a Borja, comentando cosas del insti del curso pasado, nada nuevo bajo el sol, y que se aburren sin nosotros y nos echan de menos...Me hizo ilusión volver a vernos, comprobar que sigue existiendo ese buen rollo, y que no fue fruto de las circunstancias y del exilio, jajaja...Mordor For Ever....Pero la tarde me iba a traer más sorpresas, un mensaje de otro compi de Mordor, que estaba "huelgueando"(si es que existe esa forma verbal), intentando vernos en la maraña de personas que formábamos la manifestación.....Una vez que llegamos al final, le llamé para vernos y tomar algo, llegamos los tres después de alguna confusión sobre la ubicación....

Y allí, más sorpresas, estaban Paco (incombustible y encantador como siempre, con esa voz que consigue tranquilizarte, con su saber hacer fuera y dentro de las aulas, con su sabiduría y su lucha continua durante décadas por una educación de calidad, pensando en todo lo que alberga su corazón y su cabeza), Guillermo (más sumerio que nunca con sus dos aros en las orejas, aunque faltaba el kaunakes pero lo suplió con la camiseta verde de la Escuela Pública), Mar, Teresa e Inma...y el encuentro fue bonito de verdad, con gente bonita, a la que me une un cariño sincero....abrazos sinceros, cariñosos y largos...Recordando buenos y malos momentos, sonriendo todo el tiempo, y confirmando que tampoco fue fruto de un día, que el buen rollo seguí fluyendo y lo seguirá haciendo....Fueron momentos buenos, necesitaba salir de casa y ver a gente bonita que tanto me han dado, estar un rato con los que comparten las mismas inquietudes que tú, que se alegran de verte...Queda pendiente una quedada de todos los mordorianos y agregados.....Eso sí, eché de menos a Maje, a Diego, a Oscar, a Roberto, a Mar, a Sara....pero ya tendremos oportunidad de volver a encontrarnos, hay muchas ganas de verse y de seguir luchando juntos.

Pero las cosas no terminan aquí, el día 31, cuando íbamos a comprar a mi antiguo barrio, vi a uno de mis niños del comedor desde el coche y cuando nos acercábamos a la puerta, escucho "es Noemi", y a los dos segundos tenía a unos cuantos de mis niños rodeándome y llenándome de abrazos y besos, esos niños bonitos a los que conocí con tres años, que me dieron tanto, y yo a ellos, qué mayores están, qué altos, qué guapos y tanto monos como siempre....y el amor y el cariño sigue fluyendo, tan fuerte como siempre, sus sonrisas al verme, mi alegría infinita al verlos...Ellos sí que son gente bonita, bonitos por fuera y por dentro....Ay, qué ilusión me hizo que vinieran a saludarme y compartir con ellos un ratito....les sigo queriendo como siempre...

Y un rato después me encontré a otra persona muy bonita,  a Miriam, una antigua alumna de mi primer instituto, una niña con una inteligencia bárbara, con unas habilidades impresionantes y con la inteligencia emocional necesaria para triunfar,..si es que lo tiene todo, es maravillosa, estuvimos arreglando el mundo, recordando con cariño los momentos pasados, echando de menos a los que no están......y fue un encuentro bonito, que me demuestra que el cariño sigue y seguirá...

Así, que la conclusión es que hay que rodearse de gente bonita, que sea capaz de acelerar tu corazón, que sea capaz de sacarte una sonrisa, de emocionarte...aunque la gente más bonita de mi vida son mi hermana y mi amor, que sacan millones de sonrisas de mi alma...

Gracias por sacar lo mejor de mí todos vosotros...

No hay comentarios:

Publicar un comentario