Google+ Followers

domingo, 22 de diciembre de 2013

Nunca caminaré sola a tu lado....

En primer lugar, pediros disculpas por mi dilatada ausencia, las clases, el amor y la vida en general me han alejado de mi amado blog y no por falta de ganas de escribir ni por cosas que contar...

Un año más se acerca la Navidad, estas fechas tan extrañas en las que echas infinitamente de menos a los que ya no están físicamente, pero sí en tu corazón, a los que recuerdas cada día, con los que hablas, a los que pides consejo.....sin embargo, en estos días también  deseas compartir con los que te quieren la alegría de estar con los que siguen aquí cada día y de seguir vivo, porque no os olvidéis, seguir aquí es toda una hazaña y cada día hay que celebrarlo...

Es extraño que en mi blog no haya escrito sobre la persona más importante de mi vida, sobre la persona que siempre ha estado conmigo, a la que conozco desde que nací, que nunca me ha dejado sola, que me ha cogido de la mano en los malos momentos y que ha estado en los buenos...Esa persona que ilumina cada uno de mis días con su presencia, aunque ella se sienta a ratos aburrida y poco interesante, pero todos los que la conocemos, sabemos que no es así...

Me refiero a mi hermana, a mi amada Aida, la persona a la que más quiero del mundo, por encima de mis padres, de mi familia, de mis amigos, del amor, de mi Michelangelo, de mi Carlos, de mi Real Madrid. Ella lo es todo, lo ha sido desde siempre, me conoce como nadie, sabe como calmarme cuando estoy atacada e hiperactiva (que pasa muy a menudo), con ella no necesito maquillajes ni caretas (vale sí que no me maquillo, es una forma poética de decirlo), con ella puedo desnudar mi alma, me muestro tal cual soy y ella nunca me dejará sola, yo tampoco a ella, puedo sacar mi mal carácter (vale, vale, con los demás también lo saco a veces...).

Desde que la conocí tuve una extraña fijación por ella, mi madre recordaba muchas veces que cuando estaba recién operada con 14 meses, llamaba desesperada a mi hermana, parece ser que sólo quería verla a ella y eso ha sido una constante a lo largo de mi vida..Mis padres eran mis padres, siempre lo serán, pero mi hermana es vital en mi vida, sé que sin ella mi vida estaría cortada por la mitad, porque con ella puedo hacer cualquier cosa, nos compenetramos perfectamente, las dos llevamos el mismo ritmo (bueno salvo que yo soy un poquito más nerviosa que ella y a veces creo que la vuelvo un poco loca), casi siempre queremos hacer las mismas cosas y tenemos inquietudes parecidas, nos ponemos de acuerdo enseguida y tiramos la una de la otra en los malos momentos...Aunque no quiere decir que seamos idénticas, porque tenemos una forma de ser diferente, un carácter diferente, pero creo que por eso nos compenetramos tan bien..

Para mi es mi hermana, mi mejor amiga, mi confidente, mi consejera, mi segunda madre (aunque eso a ella no le guste), mi alma gemela, alguien que nunca me fallará y a la que nunca fallaré...Me faltan las palabras para agradecer tantos momentos vividos, para contar cosas que hemos vivido y seguiremos viviendo...La una es la media naranja de la otra, ella pone la tranquilidad, la coherencia, la diplomacia, y yo pongo la alegría, la locura, la naturalidad..y a veces el lado marujo cuando me dan mis ataques de limpieza...Cada día pienso en mis padres, en mis abuelas que ya no están, se siente un extraño vacío que se va mitigando poco a poco pero que nunca desaparecerá...pero ellos están siempre con nosotras, vigilando nuestros sueños, nuestro día a día y sé que ellos disfrutarían viéndonos felices, pero a veces cuesta mucho levantarse, seguir adelante....creo que a ella le cuesta un poquito más que a mí, porque yo sigo estando un poco loca y siempre he sido más positiva, pero ella sabe que estoy ahí para sacarle una sonrisa y hasta para enfadarla (tiene una paciencia conmigo a veces)...

Recuerdo muchas veces cómo hemos ido evolucionando, de pequeña jugaba conmigo sin quejarse ( y os aseguro que era una pesada de mucho cuidado), no la dejaba dormir los fines de semana y nuestras conversaciones matutinas parecían una copia de las de Epi y Blas (ya os imagináis quién era yo), jugaba conmigo a los detectives, con las muñecas, los recortables...y con tantas cosas ( cuando ella no jugaba conmigo, yo le contaba mis movidas a los muñecos que pillaba, con los años les hablaría de Historia). A medida que fuimos creciendo, nuestra confianza fue aumentando, nunca nos hemos peleado ni pegado (salvo alguna pequeña discusión que ha sido breve), siempre nos hemos contado todo y sé que con una mirada sabemos cómo estamos cada una...Es mi mejor amiga y la persona a la que más quiero del mundo....

Un día especial en mi familia, siempre ha sido el día de Reyes, nos encantaba levantarnos, abrir los regalos que nos hacían, disfrutar de los pequeños detalles, de las sonrisas, de cómo acertar con las compras, de ver las caras de alegría (bueno sí, a veces mi padre se quejaba, se mosqueaba e incluso alguna vez se compró el mismo libro que le habíamos regalado por si no le habíamos escuchado), los despistes de mi madre con las cosas que nos compraba y luego no encontraba o lo hacía uno o dos años después....Nosotras intentamos mantener esa ilusión, ese día especial en el que llenarnos de regalos y qué mejor que hacerlo con ella...

Llenaría páginas y páginas de anécdotas como los conciertos compartidos de (Héroes, Bunbury, Hombres G, Miguel Bosé, Duncan Dhu, Carlos Vives, Carlos Baute, Maná, Andrés Suárez, Despistaos.... y alguno que seguro que se me olvida...si se me olvidan es que no fueron tan buenos...jajaja), y las noches de fiesta por el pueblo y la comarca, primero separadas y ahora solas...Las noches compartidas en la habitación de Fuentes hablando y hablando, reconozco que yo más que ella, porque mi hermanita llega un momento en el que cae como un tronco....Los días vistiéndonos en Fuentes, los paseos, las charlas infinitas....y tantos y tantos detalles....

Gracias hermana por ser como eres, gracias por quererme incondicionalmente, gracias por los juegos, por las frases, por estar siempre y siempre..Soy afortunada por estar día a día a tu lado, por tenerte, por sentirme tan querida por ti y por todos los que hemos vivido y seguiremos viviendo...TE QUIERO INFINITOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOO...

FELIZ NAVIDAD A TODOS LOS QUE ME SEGUÍS y perdón por la desaparición, pero es que los adolescentes de Secundaria necesitan toda mi atención...Ah y a vosotros también os quiero, no os preocupéis...

MILLONES DE BESOS



No hay comentarios:

Publicar un comentario