Google+ Followers

lunes, 25 de mayo de 2015

Votando y rebotando

    Para mí ejercer el derecho al voto es un acto de libertad, de alegría y emoción…Cuando voy a votar, recuerdo a todas esas personas que no pudieron votar por diferentes motivos, a las mujeres que lucharon para que nosotras pudiéramos votar, a los hombres que pelearon por lograr el sufragio universal… Por eso, en parte, no entiendo por qué la gente no acude a votar, pero la sociedad está desencantada, decepcionada, no cree que pueda mejorar esta situación, pero yo creo que sí se puede arreglar un poquito.

    Ayer acudí a mi colegio electoral a votar, y siempre me pasa lo mismo, nervios en el estómago, sabiendo que voy a hacer algo importante, independientemente de los resultados que tengan lugar cuando termine la noche….Votar me parece un acto mágico, maravilloso que todos deberíamos experimentar y llevar a cabo cada vez que hay elecciones y nos permiten dar nuestra opinión, aunque luego la política sea complicada y se alejen de lo que nos gustaría que fuera al final.

    Y esto me hace pensar en la "democracia", tan diferente de esa primera "democracia" en Atenas…Diferente porque la gente cree que es lo mismo, y es cierto que la Boulé (el Parlamento ateniense) se abrió a más miembros de la sociedad ateniense, a aquellos que eran ciudadanos y tenían derechos políticos, los que poseían una determinada riqueza o tierras, pero ese sistema no se abrió a las mujeres, a los esclavos, ni a los campesinos comunes…

    Entonces, ¿nos engaña el término?, es posible que sí, y la "democracia ateniense"(el gobierno del pueblo), se parece más al sufragio censitario (a ese por el que abogaron la mayor parte de los intelectuales europeos que hoy son, en parte, la base de nuestro pensamiento, donde solo eran válidos aquellos ciudadanos que tenían un cierto poder adquisitivo, ya que era el que daba claridad mental….esos Montesquieu, Rousseau, Voltaire, Hobbes, por poner unos ejemplos). Ese sufragio que penalizaba a la mayor parte de la sociedad, a aquellos que sostenían el sistema económico con su trabajo, primero en las tierras, y luego en las fábricas….

    Y sí, es cierto que hemos mejorado sustancialmente hasta lograr el sufragio universal, ese que nos permite votar a hombres y mujeres en igualdad (varía la edad dependiendo del país), ese derecho es inalienable y no debería ponerse en tela de juicio ni impedirlo…Por ejemplo, me acuerdo de todos esos españoles que no han podido votar en estas elecciones por vivir fuera, porque parecen no interesar, esos jóvenes que han tenido que salir de España, quieren un cambio, quieren volver a trabajar en su país y mejorarlo…

    Después del día electoral me queda un extraño regusto, por un lado, estoy contenta porque la entrada en tromba de los partidos emergentes, de esos que nos venden aires de cambios, y no nos confundamos, los de siempre se han hecho con casi el 52% de los votos, pero eso no parece ser suficiente para ellos ni para ninguno…Y está claro que se ve algo nuevo después de ayer, que los dos de siempre se han llevado un batacazo importante, casi insólito, pero todos reconocen a su manera que han ganado….

    El término "ganar" es complejo, ¿qué significa ganar, sacar más votos pero no poder gobernar, mejorar los resultados anteriores, o emerger de la nada y cambiar de un plumazo el panorama nacional?; sorprendentes las ruedas de prensa, todos ganadores, incluso cuando habló el Secretario General de ese partido que tiene pinta de desaparecer…

    No se puede dudar del cambio que se está empezando a fraguar, en el Ayuntamiento de Madrid, parece que va a haber un gobierno nuevo, con aires positivos, libres, alegres y, sobre todo, con la motivación de la primera vez; pero no olvidemos que ha ganado la señora de siempre, esa que ha pasado por todos los puestos posibles, menos por la Presidencia del Gobierno…pero allí habrá cambio, un cambio necesario, un aire nuevo, que quizás nos haga ver que otra forma de gobierno es posible…

    El futuro de Leganés se presenta más complejo, cuatro partidos empatados a 6 concejales, sin saber muy bien dónde vamos a llegar, qué va a pasar y quiénes se van a aliar…Yo aposté desde el principio por ese partido independiente que lucha por Leganés, que está en la calle no solo en campaña, sino todos los días, por esos que son nuestros conciudadanos y, que han conseguido un hito increíble…pero qué pasará, qué misterios habrá, puede ser un gran cambio…Espero que mi ciudad sea gobernable, que no nos sometan a un largo proceso de investiduras, porque Leganés necesita muchas cosas que están pendientes…Por el bien común, esos que han demostrado que los de siempre merecían un rapapolvo, se unan para mejorar nuestra ciudad…

    Y me queda la Comunidad, durante parte de la noche, la cosa pintaba muy bien, parecía que después de tantos años, los de siempre se iban a ir…pero no, las vueltas que dan los votos, y al final ganó quien no quería que ganase (eso sí, 48 frente a 72 en 2011)…¿Y ahora qué?, ¿ ese nuevo partido que tiene la llave pactará o votará a favor de la investidura?, ¿se arriesgará a perder el apoyo de todos los que han confiado en ellos para que el cambio sea posible? ¿o quizás el caramelo de meterse en el gobierno de Madrid sea más fuerte?; ¿o tal vez los tres harán una alianza por el bien común para que haya un cambio tan necesario en Madrid?...

    Me debato entre la tristeza, la decepción, y un leve resquicio de esperanza (quizás esta palabra se pueda volver a emplear sin que venga a nuestro recuerdo quien sabemos), ¿será posible el cambio?...o seguiremos igual, lo que significaría la definitiva destrucción de la Educación y Sanidad pública, por mucho que la candidata y ganadora, venda que ella lleva su propio programa…No nos podemos confiar, son los mismos perros con distinto collar, no creo que si llegan al gobierno, nos devuelvan esa dignidad que nos quitaron, ni que hagan unas oposiciones coherentes…Es más, impondrán la infausta LOMCE y será nuestro fin, de todos los que trabajamos o hemos trabajado en lo público, y no os olvidéis, sobre todo pierden los niños que están aprendiendo y que son nuestro futuro.

    Será el mantenimiento de ese bilingüismo que chirría, que tanto daño está haciendo y que no es tan válido como nos quieren vender…En España somos españoles, y nuestra lengua materna es el español o el castellano (ya cada uno que escoja su opción), y no somos bilingües, por mucho que se empeñen, ningún país tiene un sistema educativo tan absurdo en el que todo se dé en un idioma que no es el propio….

    Parece que el camino es hacer alianzas diversas que permitan que España salga de este pozo oscuro en el que nos encontramos…quizás este panorama político recuerde al mapa de 1936 (antes de la guerra), con tanto voto dividido. Hay ciertas similitudes, convicciones, cambio, alegría, pasión y sobre todo interés, y ciertas diferencias, me da la impresión de que ahora están más preparados… Los aires nuevos deberían darnos la llave para un futuro mejor, pero no tan revolucionario como nos gustaría…

No hay comentarios:

Publicar un comentario