Google+ Followers

lunes, 21 de septiembre de 2015

Crónica Carlos V (capítulos 1 y 2)

De nuevo a ejercer de cronista de una serie histórica, advertencia a los lectores, si Isabel me ponía nerviosa, la serie de Carlos ataca directamente a mis sentimientos, así que disculpas por anticipado si suelto algún improperio. Otra advertencia, esta entrada será más larga de lo habitual, ya que se refiere a dos capítulos y tengo muchas cosas por escribir y comentar, claro que si expongo todo lo que tengo en la cabeza, estoy podría ser más largo que un día sin pan.....

Por dónde puedo empezar...La serie sigue pareciéndome lenta, como lo era la de Isabel...y, no digo que el inicio no sea el adecuado, pero omitir toda la infancia y preadolescencia de Carlos en Flandes, puede ser un gran error...es cierto que la llegada del heredero a las costas de Castilla es un acontecimiento esencial y una forma "impresionante" de empezar la serie, pero deja sin explicación qué pasa entre la muerte de Isabel y la llegada del príncipe, y la solución de una película que estrenarán el año que viene y unos capítulos radiofónicos sobre la infancia de Carlos no creo que mejore las cosas..


La primera falta es el título de la serie, "Carlos Rey, Emperador"...a ver si nos aclaramos, cuando una persona es Emperador, el resto de títulos son siempre menores, y, es cierto, que los Habsburgo son excepcionales en su forma de gobernar, manteniendo las Leyes, Fueros y Privilegios de cada territorio, de ahí la larga intitulación que tienen todos los Reyes y que sería largo de escribir, algún día lo pondré...y sí, aunque parezca curioso, mantendrá las Leyes de Castilla (bueno, éstas quizás menos), las de Aragón, Flandes, los territorios imperiales y un largo etcétera de territorios que caerán bajo su manto....algo que le relaciona directamente con un Emperador más moderno que medieval (pero eso son asuntos muy complejos en los que ni los expertos se ponen de acuerdo, o es más medieval que moderno). Supongo que la elección del título es por no herir sensibilidades, esa extraña obsesión por creernos el ombligo del mundo, para luego denostar todos los logros conseguidos como país, o quizás tenga que ver con las decisiones que hayan tomado los autores de la serie...

Intentaré reducir mis pensamientos y criticas a las partes que más me han llamado la atención, excluyendo otras cosas, que pueden ser importantes, pero como sabéis, se me irá la cabeza y al final terminaré divagando...

Es triste que no prestarán atención a cómo le proclamaron Rey de Castilla y Aragón en Flandes, ya que es un momento que marcará los destinos de nuestro país a partir de ese momento. Carlos, durante su infancia y adolescencia, estará bajo la tutela de Margarita de Habsburgo (una maravillosa mujer que habría sido una gran Reina consorte si no hubiera muerto el príncipe Juan de "tanto hacer uso del amor"), que criará a unos niños casi huérfanos desde la muerte de Felipe El Hermoso y ante la falta de interés por ellos que presenta su madre Doña Juana...Margarita será como una madre para ellos, una consejera y un apoyo constante....

Aunque los estudiosos dedican poco interés a este período de su vida, algo  normal, ya que con tantos acontecimientos por destacar en su gobierno, parece que puede quedar relegada a un segundo plano. Se cría con su tía, como ya he dicho, y esto hace que su educación sea principalmente Borgoñona, con las características que esto quiere decir; se muestra orgulloso de sus antepasados borgoñones, de esos caballeros medievales que hacían grandes gestas (Carlos El Temerario) y que exporta a Castilla por medio del Toisón de Oro (sí, ese borreguito que aparece en los escudos de todos los reyes que hemos tenido a lo largo de la Historia, y que ostentarán todos los grandes de Castilla y Aragón a lo largo de los siglos, y que Juan Carlos I y Felipe VI lucen de manera discreta y pequeña en la solapa de las chaquetas de los trajes) y del ceremonial borgoñón (del que hablaré más adelante)....Orgullosa aparecerá la bandera de Borgoña en todas las batallas a las que acuda Carlos y una de sus obsesiones será la recuperación de esos territorios perdidos (en manos ahora de Francisco I...aunque el tema de Borgoña es largo y arduo, ya que no terminan de aclararse qué territorios lo formaban)...

Y sí, como le debe vasallaje a Francisco I como Duque de Borgoña, algo que aceptará como caballero medieval, pero que carecerá de sentido cuando se convierta en Emperador...

Cuentan sus primeros cronistas, como Sandoval, que se comunicaba en francés y flamenco con su tía Margarita (no puedo olvidar el momento casi final del segundo capítulo cuando escribe a su tía en castellano, eso nunca ocurrió y casi muero del susto), y sus hermanos Leonor y Fernando; que le costó dominar el alemán, apenas entendía el latín y el castellano lo aprendió mucho más tarde como consecuencia de su matrimonio con Isabel de Portugal y para la correspondencia con ella y con su futuro hijo Felipe. Estaba más interesado por las justas y la caza que por los estudios, pero aún así tuvo como preceptor al maravilloso  Erasmo de Rotterdam (que influyó bastante en sus primeras decisiones como Emperador), a Adriano de Utrecht (que está en Castilla desde la muerte de Fernando el Católico y al que apreciaba verdaderamente Carlos ) y es indudable la influencia voraz de Guillermo de Croy (Chiévres) y como fueron haciéndose con los mejores cargos de Castilla, los castellanos dominados por extranjeros nunca ha funcionado bien. Y seamos realistas, el conocimiento que tenía de los territorios de los que sería rey eran bastante limitados...

Así llega a Castilla, después de un largo y complicado viaje en barco, la verdad que en aquellos siglos de Dios era una aventura saber si iban a llegar a buen puerto o no...así que lo de menos es dónde llegaron, ....Consta en la primera Crónica escrita por Laurent Vital,  que aprovecharon bien el tiempo, comieron y bebieron vino hasta la saciedad, cayendo muchos de ellos enfermos, recorriendo unos cuantos pueblos de las actuales Cantabria y Asturias,  y así fueron haciendo camino hasta Aguilar de Campoo, que por cierto, no sale en la serie, donde algunos grandes de Castilla (grandes = alta aristocracia) le rindieron homenaje....No llega a ver con vida al bueno de Cisneros, que le esperaba enfermo en Roa, para transmitirle los últimos consejos sobre los problemas que se iba a encontrar (culpa de Chiévres que no confiaba en los beneficios de este encuentro para sus intereses)

Y de ahí a Tordesillas, a ver a su madre, a convencerla de que deje gobernar a su hijo...y sí, muy corto el tiempo que dedican a esto en la serie, Carlos y Leonor, así como el resto de séquito, permanecen en Tordesillas una semana, visitando a su madre Doña Juana....Primero parlamentó con ella Chiévres, para convencerla de que era lo mejor, ella vivía aislada, ausente en la mayor parte de los momentos de lo que sucedía a su alrededor, en el fondo prisionera de su padre, de su marido y de su hijo (que tendrá cargo de conciencia de por vida por esta situación que vivía su progenitora). La escena del encuentro fue la adecuada, parecida a la realidad, la pobre tenía el recuerdo de sus hijos pequeños, con Carlos con apenas dos años y medio, luciendo ya su Toisón de Oro, pero ahora habían crecido....(y sí, reconozco que sentí cierta emoción...por cierto, ¿por qué han cambiado a Doña Juana?)

Durante la estancia, algo que deberían haber reflejado en la serie, se procede a dar sepultura a su padre Felipe, que estaba aún insepulto en el convento de Santa Clara, que pasa sin pena ni gloria, con lo esenciales que serán los funerales para los Habsburgo o ya Austrias, una muestra más del ceremonial borgoñón....pero ya observo que las licencias que se toman son, quizás demasiadas, casi más que en Isabel....Así tampoco entiendo por qué aparecen en Segovia, y luego van a Tordesillas, ningún sentido tiene bajar para volver a subir, ellos sabrán la razón ( yo he revisado toda la información que poseo sobre Carlos y no lo he encontrado)...

Y sí, amigos, aunque me cueste reconocerlo, Carlos da un "golpe de Estado", de otra forma no habría podido gobernar...ya me diréis cómo se puede llamar al hecho de gobernar estando su madre viva más que "golpe de Estado", sí aceptado por la Reina propietaria, pero sin el trono Carlos no habría podido acceder al trono imperial...la solución es que Doña Juana aparecerá en todos los documentos firmados por él, y razón por la que cuando contraiga matrimonio con Isabel de Portugal, ella siempre será considerada Emperatriz (que Reina ya había una y no fallece hasta 1555)...

Otro punto que me molesta es cuando conoce a su hermano Fernando, todos los autores, se refieren a él como el heredero que había elegido Fernando el Católico, y sí, se había criado bajo su manto, había bebido de su sabiduría y era lo que los castellanos y aragoneses deseaban..pero el testamento de Isabel I era claro al respecto, y solo el príncipe Carlos sería el heredero....Es importante ganarse a su hermano, las relaciones familiares serán vitales, ya que colocará a personas de su entera confianza (vamos familiares) en los puestos de responsabilidad, y terminar con esas dudas sobre quién es el heredero...Ganarse a Fernando significa acabar con la facción que quiere ver a éste como Rey...

Y aquí, otra metedura de pata, desde cuándo se le pone a Fernando el collar del Toisón de Oro en medio del campo,  la realidad es que se hace un capítulo en el Monasterio  franciscano de Abrojo (vamos una ceremonia donde se concede esta distinción a varias personas) para hacerle ver que son hermanos, iguales y que le concede el más alto honor de la familia ( y sí, Fernando se va de Castilla en breve tiempo, a seguir formándose en Flandes con su tía Margarita...curioso que Carlos terminará sus días en  Castilla y Fernando lo hiciera en el Imperio, surgiendo de él todos los emperadores posteriores)..qué manía con hacerlo en el campo, ya lo hicieron con la serie de Isabel, y sí, hay que tomarse licencias para no aburrir al personal, pero no hacer lo que uno quiera...

Fernando, igual que el resto de los hermanos, mostrará una lealtad absoluta a la familia Habsburgo, a la sangre, a su hermano Emperador, tratará todos los asuntos del Imperio, mientras sus hermanas son casadas con los reyes europeos para firmar la paz en muchas ocasiones o para crear más vínculos familiares que aíslen a Francia.

Algo que me tiene ofendida y alucinada es la aparición estelar a cada momento de Francisco I, ¿perdón, ejemplo de Corte Renacentista?.....esto ya me supera, ejemplos de Cortes Renacentistas  son la de los Médicis en Florencia, la de Urbino ( no en vano allí se escribió "El Cortesano" de Baltasar de Castiglione, que sienta las bases del ideal cortesano, de cómo debe comportarse, dominar la oratoria, el baile, las artes...). Pero no, resulta que el ejemplo más adecuado es la Corte francesa, qué manía con conceder cosas inexistentes a nuestros vecinos (sí, sí que Leonardo Da Vinci estuvo allí, de eso no hay duda, que se inician una serie de castillos de estilo renacentista y se sientan las bases del Palacio del Louvre, pero de ahí a ser la más brillante, va un mundo....Sí, será la más brillante con Luis XIV en el siglo XVII, que copiará buena parte de la etiqueta cortesana de la Corte Española de Felipe IV), pero en esta época no.

Y por esto no paso, reconozco que son más importantes los asuntos políticos que los culturales, pero después de las ciudades italianas y sus brillantes cortes renacentistas, la corte más importante es la borgoñona. Ésta es conocida en Europa como la más brillante y fastuosa, colorida, un complicado ceremonial lleno de rituales y usos , que choca con la austeridad de la corte castellana, oscura, sencilla y alejada de toda diversión. En esta corte borgoñona se hablará de política, religión, cultura, se leerán libros de caballería como los escritos por Olivier de la Marché ( no en vano, El Quijote es una crítica ingeniosa y voraz a los libros de caballería que se devoraban en el siglo XVI)...y sí, Francisco I, leía los mismos libros que Carlos, ambos intercambiaron las más altas distinciones (el Toisón de Oro y la Orden de San  Miguel), los dos mantendrían una extraña lucha caballeresca por el dominio de Europa, pero no me habría ido yo a esa corte a conocer las bondades del Renacimiento...

Y unido a esto,  qué decir de la entrada en  Valladolid, una que es un poco friki, después de la lectura de más de 80 libros referidos al Emperador, y de mi interés por las ceremonias cortesanas, hay ciertos acontecimientos que querría haber presenciado...y uno de ellos es este...y lo limitan a la llegada a un patio y la frase comparándolo con Cesar (personaje al que admiraba vivamente Carlos.., dónde están los arcos triunfales, dónde la cuidada estética de la que hablan los estudiosos, con la presentación de todos los hermanos por jerarquía, cerrando el séquito el heredero Carlos...dónde los colores, los estandartes, el lujo que tanto sorprendió a los castellanos.....craso error, pero imagino que más vale destacar lo peleones que eran los castellanos y las luchas que va a mantener con ellos el futuro emperador...

En esto de la entrada, los autores no se ponen de acuerdo sobre la brillantez de tal acontecimiento, ya que Carlos era un joven delgaducho, poco agraciado y con esa boca abierta, fruto de un prognatismo que heredarán todos los Habsburgo (vamos que no coinciden las mandíbulas y les confiere un aspecto raro y abobado..aunque es cierto que la mandíbula de Carlos es poco desarrollada con respecto a sus descendientes.....pero estar, está)

 Y sí, sí, con esto del lado pendenciero de loas castellanos, sorprendida me hallo de encontrar a Juan Padilla y a María Pacheco en la corte al lado de Fernando, más aún que Padilla tomará la palabra en la primera sesión de las Cortes de Valladolid, ¿perdón?, hasta donde recuerdo se inicia con el discurso de Pedro Ruiz de la Mota al que contesta el  procurador burgalés Zumel (vamos no Padilla) y sí, le dicen que se debe al Reino y que debe gobernar con ellos, que hay un acuerdo entre Rey y Reino,  que debería casarse con una princesa "española" (en esta denominación geográfica se incluye Castilla, Aragón, Portugal....., en fin) pero no hacen referencia a Isabel de manera clara..., y que hasta que no haya heredero Fernando debe permanecer en Castilla. Y sí, reclaman que los puestos más importantes recaigan en extranjeros y ésto, sí lo irá solucionando el joven monarca y tendrán toda la razón....

Pero no nos olvidemos, ya está prendida la mecha de los futuros comuneros (de recuerdo glorioso para buena parte de los castellanos), y sí, Castilla concederá los "servicios" necesarios (que son préstamos de dinero, bastante complejos de explicar en este lugar) y que  son aceptados por las ciudades con voto en Cortes (solo 18 había, están representadas por las clases altas de la sociedad castellana, no por los campesinos (por si alguien tenía esa opinión))...y es normal que reclamarán que los puestos los ocuparán castellanos, pero algunos nobles vendieron sus cargos a los extranjeros.... 

Eso sí, el papel de Chiévres es cruel, bastante cercano a lo que escriben los cronistas, ambicioso, manipulador, que busca su propio beneficio y que ejerce una gran influencia sobre el joven Carlos, de hecho es el que domina su Casa Real y todos los movimientos... Menos mal que también está la influencia del bueno de Adriano de Utrecht, leal, firme y de fuertes convicciones, que convive con el bueno de Cisneros, al que no conoce Carlos por culpa de Chiévres...Este señor representa todo lo malo que recordaban los castellanos de Felipe El Hermoso, de ahí las reticencias a sus decisiones...,menos mal que Carlos tomará algunas decisiones acertadas sin tenerle en cuenta...y sí, me cae fatal, aunque le queda poco en la serie, y es maligno, sí....

Y bueno, olvido muchas cosas, pero no quería dejar en saco roto al bueno de Hernán Cortés, qué simpático, qué caballeresco sale en la serie....un valiente con todas las letras que demostrará que querer es poder y que el oro hace olvidar todas las sanciones que se le hubieran querido imponer.....sí, me cae bien, me parece que está muy en su papel...será que me gusta la voz del actor que interpreta el papel....es un fiel reflejo de lo que se vivirá en Indias, ese territorio aún por explorar, esos sentimientos de exploradores sin miedo que se aventuran en lugares extraños y hostiles...mucho valor tuvieron todos los que se dedicaron a estas tareas.....

Me da que olvido cosas importantes, siempre quedan cosas que comentar....pero ufs, hoy quería centrar mis quejas y criticas al poco interés por la Corte Borgoñona, que es la base sobre la que se asienta todo el ceremonial posterior, eso sí, Felipe II, abandonará el color, siendo el negro el más empleado (también como homenaje a los pañeros de Segovia o de Béjar, con su industria pañera y de capas que eran de la mayor calidad), pero esto no hace que el ceremonial se vea ensombrecido por estos aspectos, más bien al contrario,  es más complejo, requiere más personal y el acceso al monarca se irá limitando cada vez más.

Espero que esta entrada no sea demasiado técnica, aunque tengo la impresión de que sí lo es..prometo sacar el lado irónico en otras crónicas...pero me da tanta pena la imagen sesgada que dan de todo esto....cierto que tienen que dar importancia a los castellanos y a sus reivindicaciones, que se quejaban con razón de la influencia extranjera, que estaban en su derecho de reclamar que el dinero se reinvierta en Castilla, pero ya en aquellos momentos, la Corona Imperial sobrevolaba la mente de los preceptores de Carlos, siendo el objetivo más importante de alcanzar.....

Y las licencias son necesarias para no aburrir al personal pero no tantas.....y perdón por lo extenso de la crónica....


No hay comentarios:

Publicar un comentario