Google+ Followers

martes, 22 de enero de 2013

Los amigos de la Facultad

Llevo unos días pensando en cómo plasmar en un papel lo que ronda por mi mente, en cómo intentar hablar sobre unas personas importantes en mi vida que, quizás, tuvieron la mala suerte que conocerme en una etapa tan, tan oscura de mi vida y que han ido y venido durante los años que hace que les conozco...

Todos los que me conocen, saben que mi sueño desde que tengo uso de razón era estudiar Historia y poder transmitir mis conocimientos a esos pequeños que llenan las alumnas de los institutos....Cuando en 1995 entré en la Facultad, pensé que mis sueños de convertirme en historiadora serían suficientes para hacerme feliz, para hacerme disfrutar de todas y cada una de las asignaturas, de disfrutar de la vida, de los nuevos amigos....Reconozco que las clases no siempre fueron divertidas, pero también sé que seguí día a día en la Facultad por mi profundo amor a la Historia, por mi pasión por ella, porque la Historia me ha sacado adelante en los peores momentos, porque cuando pierdo el Norte sólo ella es capaz de hacerme reaccionar, de hacerme sentir viva, de dotar a mi alma inquieta de la tranquilidad que necesito...Mi Historia, mi pequeño universo que se convierte en mi paraíso...

Mi primer año en la Facultad fue bueno, con sus más y sus menos como todo, pero a grandes rasgos, conocí a nuevos amigos, salimos mucho juntos, creamos grandes vínculos entre nosotros..y empezaron a aparecer personas especiales en esos días, con las que compartía tantos días, tantas horas, tantos espacios, tantas conversaciones...Poco a poco nos fuimos conociendo, fueron los mejores momentos, con sus malos entendidos, pero sobre todo fue una etapa bonita..ojalá hubiera durado siempre...

A partir de segundo, las cosas se fueron enturbiando, por diversas razones, empezaron los malos entendidos, los malos rollos, mi carácter se volvió agrio, estaba enfadada y triste día tras día...El dolor que me provocaba la confirmación de que iba a perder al amor de mi vida, me estaba matando poco a poco..día a día me iba apagando, pagaba con los que me rodeaban, que eran todos ellos, todos mis males, mis angustias, mis dolores....y reconozco que no siempre fui justa, no siempre estuve a la altura...no siempre me porte bien, no siempre fui capaz de sonreír frente a las adversidades (como sí soy capaz de hacer ahora) y me pesa muchas veces...Sé que no toda la culpa fue mía, lo puedo ver en las conversaciones que mantengo con algunos de ellos, en la recuperación de personas que fueron importantes, en el mantenimiento de otras que siempre han sido esenciales....

La verdad es que es extraño que ahora me sienta tan plena, tan capaz de luchar contra todas las adversidades, que sea capaz de ver el lado positivo a casi cualquier cosa, que sonría cada día, pese al dolor que me lacera cada día el corazón por la pérdida de mis padres..y que cuando estaba en la facultad, con dolores quizás menos graves, no fuera capaz de sacar mi verdadero yo...y muchas veces fuera una persona gris, entristecida, amargada y ellos pagaron cada uno de mis malos días, mis berrinches, mis miedos, mis angustias...y muchos de ellos aguantaron, a veces entendían mi comportamiento, intentaron ayudarme, pero tenía que solucionarlo yo sola, o más bien conseguir encontrar el camino...

Fueron años difíciles, el exilio forzoso en cuarto, que tan bien me vino para hacer nuevas amistades, para demostrarme a mí misma que era capaz de estar sin ellos, que sin ellos igual podía estar más tranquila, que no me compensaba estar siempre a la defensiva, estar siempre sufriendo....Ufs, los recuerdos son muchos, alegres y dolorosos...en parte provocados por mí, pero también por muchos de ellos, que tampoco estuvieron a la altura, que se dedicaron a minar cada día mi energía...La mayor parte de ellos, sé que me querían e incluso seguro que me siguen queriendo aunque no tenga contacto demasiado contacto con ellos, pero se nota que se alegran cuando nos hablamos y eso ya es suficiente...Ahora hablaré de algunos de ellos, de los más importantes de esos años y que siguen más presentes...

Recuerdo todavía el primer día de clase, cuando se sentó a mi lado una personas que se convertiría en alguien muy importante..menuda "chapa" que le di todo el día, yo a veces no sé ni cómo siguió hablándome y cómo se convirtió en un muy buen amigo,  en una persona muy leal, pese a sus despistes, sé que siempre estuvo, está y estará en mi vida, que me ha demostrado con los años, que cuando hablamos o nos vemos, es como si el día anterior hubiéramos estado en una clase de la facultad, como si el tiempo no hubiera pasado...tenemos nexos en común, nuestro amor al pueblo, la sencillez, la naturalidad y sobre todo, que nunca cambió su actitud..o bueno, quizás sí, cuando jugamos al gato y al ratón...Supongo que el destino siempre juega con nosotros, cuando mi padre estaba ingresado en el hospital, también estaba su abuela, fue a ver a mi padre, pese a llevar un tiempo sin hablarnos, esos son cosas que no se olvidan, pase el tiempo que pase..y no olvido las conversaciones, el cariño que siempre me ha demostrado y sé que, pese a nuestra dejadez, seguiremos siendo amigos...

Otra persona importante, fue y es una amiga, con ella, junto con mi mejor amigo de la facultad, fue con los que más momentos compartí....confesiones, cartas eternas, sentimientos, dudas, dolores, fracasos, alegrías...siempre estábamos la una pendiente de la otra, siempre juntas, siempre compenetradas...Las dos con un carácter que solía chocar con cierta frecuencia, sobre todo cuando las cosas se fueron enturbiando entre las dos..Imagino que fue por muchas razones, por malos entendidos, por no hablar las cosas en cada momento, porque quizás no pudo entender mi relación con otro amigo de la facultad, quizás porque se metió  gente poco recomendable de por medio, que la hizo cambiar, que fue rompiendo nuestra relación..Yo me canse en un momento dado de sentirme herida, de sentirme mal y decidí cortar por lo sano, me dolió perder a esa gran amiga, con la que compartía tantas cosas, pero no estaba dispuesta a seguir sufriendo...En los momentos en los que decidí dejar de relacionarme con muchos de ellos, yo ya era mucho más fuerte (no tanto como ahora, pero había mejorado mucho) y y no estaba dispuesta a ceder ante nada ni ante nadie..y menos teniendo en cuenta que en muchos casos no habían estado a la altura...dejándome sola en algunos trabajos, intentando aislarme....Supongo que siempre supe que volveríamos a encontrarnos por la vida, la busque en Facebook hace casi un año y poquito a poco, hemos retomado nuestra amistad, supongo que no será como fue en aquellos años, porque las dos hemos cambiado, hemos madurado y tenemos diferentes visiones de la vida...Me alegra recuperar a gente que es importante, que no debió irse pero que, tal vez, haya sido lo mejor para reforzar nuestra amistad ahora.....

A continuación, tendría que hablar de mi mejor amigo, de esa persona con la que tenía una total complicidad , que en un primer momento, me impacto porque se parecía demasiado al amor de mi vida...Fue un choque total para mi cabeza y para mi alma...Pero en pocas semanas nos hicimos muy amigos, primero hablando de nuestra segunda pasión, el fútbol, el español, el italiano, el alemán, del inglés yo hablaba menos (mis manías son desde siempre, igual que mis lealtades)...poco a poco fuimos cogiendo confianza, siempre que podíamos estábamos juntos, compartimos muchos paseos, muchas conversaciones, muchas horas, muchas llamadas telefónicas, me escucho tantas veces llorar, quejarme por mi mala suerte, por el dolor que llenaba mi alma...Estuvo ahí, casi siempre presente, hasta que las cosas se fueron enturbiando, hasta que empezó a escuchar antes a otras personas que a su corazón o a mí....Recuerdo un paseo por el Retiro, cuando fue capaz de decirme que pensaba que me había inventado al amor de mi vida para esconder mis sentimientos hacia él (eso no salió de su cabeza, desde luego, pero me dolió en el alma), él era mi amigo, el otro era el amor....no tenían nada que ver y sé que mi amor nunca me habría de hablar por comodidad...Me hizo tanto, tanto daño cuando tomo el camino más fácil, el más cómodo..dejándome, o al menos así lo pensaban todos, sola..pero no estaba sola, estaba rodeada por la gente que había conocido en cuarto, por algunos amigos que no me habían dejado de hablar y por mis amigos del alma (por esos de los que tanto hablo siempre, que compartimos el mismo ADN)....La amistad sigue, será que soy demasiado flexible y termino perdonando el dolor que me provocan los demás....Creo que nunca ha vuelto a ser igual, aunque cuando nos hemos visto, la confianza sigue siendo igual, me da pena no verle más, no volver a recuperar a ese amigo al que quiero tanto..pero lo bueno es que sigue en mi vida..El pobre se sorprende tanto de mis cambios, de mi actitud en estos tiempos y es normal, después de tanto como he llorado con él....

Me queda hablar de dos amigos....uno algo cobarde siempre y otro peculiar....quién me iba a decir que las cosas serían así después de tantos años...El primero de estos dos, es un buen amigo, supongo que nos hicimos más amigos en la adversidad, cuando a los dos nos habían abandonado personas muy importantes de la Facultad, he vivido con él situaciones muy divertidas, también tristes..pero reconozco que siempre he me reído mucho con él, tenemos una extraña amistad..quizás una cosa que no me ha gustado nunca de él, es lo manejable que resulta a veces....y, que muchas veces, perjudico a nuestra amistad...También le he recuperado por las nuevas tecnologías, cosas de la vida...no le veo el velatorio de mi madre, estuvo allí conmigo, como si el tiempo no hubiera pasado y eso es lo más importante....

El amigo peculiar...quién me iba a decir que íbamos a seguir siendo amigos después de tantos años???..aún recuerdo cómo me abordo en el Metro, a los dos o tres días de haber empezado la Facultad, "oye, tú vas conmigo a clase, no?"..y a partir de ahí siempre ha sido igual conmigo, nunca me ha criticado, nunca ha cuestionado mi forma de ser, ni de comportarme..siempre ha estado ahí, cerca....Nuestros viajes de regreso a casa han sido los más divertidos de mi vida, con nuestras paranoias, con las cosas extrañas que se nos ocurrían...nos vemos de vez en cuando, aunque últimamente, menos....pero sé que está ahí, que puedo contar con él y no deja de sorprenderme cada día con sus ocurrencias..

Después de estas reflexiones, creo que he hecho el homenaje que tenía que hacer, imagino que cada uno entenderá a quién va dedicado cada párrafo.. no hay nombres, no hay detalles que conocemos solo los implicados, pero creo que sabrán de quién hablo cada uno de ellos....Gracias por estar, gracias por las relaciones que perduran, porque lo importante permanece y lo demás se lo lleva el viento...Lo importante de todo esto es que la amistad sigue, con sus cambios....






No hay comentarios:

Publicar un comentario