Google+ Followers

domingo, 24 de febrero de 2013

La suerte cayó en San Mateo....

Esta semana tocan dos entradas...La del viernes fue porque sentía la necesidad de escribir sobre lo que escribí...pero la entrada que tenía en la cabeza era la de hoy, importante, imprescindible para mí, extraña, tal vez, porque puede que no me pegue como personaje histórico de cabecera...pero una elige a quién le entrega su corazón humano y su corazón histórico...

Hoy hace 513 nació Carlos V, mi Carlos, ese pequeño que nació en un retrete en una fiesta en de palacio en Malinas porque su madre, Doña Juana, no quería separarse del picaflor de Felipe "El Hermoso"....ese niño que nació el día de San Mateo, que marcaría su vida para bien o para mal y que se convertiría en el personaje más poderoso de la primera mitad del siglo XVI....Digo mi Carlos, porque desde que empecé a leer biografías y biografías sobre él, se convirtió en parte de mi ser, en parte de mi familia...esa familia histórica que me rodea...

Reconozco que es bien extraño llorar después de cada una de las más o menos setenta biografías que me leí sobre él para mi trabajo de fin de carrera.. y más si son biografías de reputados historiadores..hasta aquí acepto mi total debilidad por algunos de ellos, casi todos extranjeros..quizás porque entendieron mejor las ideas imperiales de Carlos, quizás porque no son emotivas.....Mi emoción al leer cualquier cosa que venga de él no es demasiado racional, como no lo es con el resto de la familia histórica...véase mis enfados con la serie de Isabel, mis lágrimas con las biografías de Isabel, de Catalina de Aragón, de Juana....con el único que no lloro es con Felipe "El hermoso"...cuál será la razón????

Me desvió del tema...Carlos me llama la atención por muchísimas razones, se crió lejos de la cerrada Castilla, lejos de todo lo que oliera a hispánico, pero luego se retiro aquí, aqui murió, aquí vivió sus últimos años, rodeados de paisajes maravillosos en Yuste, y fue porque al final consiguió amar a nuestro país, murió  recordando a su esposa fallecida y a su madre menospreciada....

Carlos es, quizás, el personaje más brillante del siglo XVI...su formación humanista, estudiando con Adriano de Utrecht y leyendo a Erasmo, le concedieron una visión bastante amplia de lo que deseaba hacer, el manual del caballero cristiano, de llevar "guerras justas" (término complicado, no creo que ninguna sea justa), le hace ser, en sus primeros años, tolerante en sus manifestaciones y decisiones, pero también con un puntito medieval, que le hace tener extraños y peculiares comportamientos...Intentó no llegar a la guerra con Francisco I, hasta le retó a duelo (él no lo acepto como buen cobarde hijo de su país, y por este pensamiento medieval, creyó en su palabra cuando estuvo detenido en Madrid), intentó entender a Lutero, le concedió un salvoconducto en Worms, intentó por todos los medios el apoyo de los países cristianos para luchar contra el infiel y no lo consiguió....Poco a poco todos y cada uno de los personajes que le admiraban le fueron abandonando...Debió retorcerse en la tumba cuando Guillermo de Orange, que había estado con él  en su abdicación, traicionó a su hijo Felipe..o cuando los príncipes alemanes se aliaron con los franceses para hundirle...

Persona de profundas convicciones religiosas, creo que al final de su vida se arrepintió de lo que le había hecho a su madre, de que su adorada esposa falleciera cuando él no estaba...su vida se convirtió en un lienzo negro...En mi habitación cuelga un póster de un curso que hice en la Autonóma (apenas fuimos a las conferencias, se estaba mejor en la hierba...pero ya le conocía lo suficiente, me parece a mi), de un Carlos avejentado, ahora mismo una persona con 56 años, no es un anciano, pero él aparece mayor, apesadumbrado por las decepciones, por las derrotas, por la soledad del emperador......es un cuadro de Tiziano, francamente revelador, su alma dolorida está presente en cada trazo...y esos ojos profundos, claros, que transmiten tanto y tanto..qué pensaría en aquellos momentos????

Este cuadro nada que ver con el maravilloso cuadro de Carlos V en Mühlberg...donde aparece majestuoso, regio, impresionante, en una de sus victorias más importantes, pero también que le trajo demasiadas decepciones en pocos meses....siempre la misma historia, lo bueno y lo malo, lo que se debe hacer y lo que no se debe hacer....

Para mí Carlos es un personaje excepcional, quizás no fue justo en algunas de sus decisiones, reconozco que si los comuneros no hubieran coincidido con él, estarían en mi lista de levantamientos favoritos, pero claro, antes Carlos poco más se puede hacer..y que conste que los comuneros no me caen tan mal..tampoco me hice una foto con Bravo en Segovia, pero yo soy así....Carlos fue más valorado en el exterior que en España, como siempre ha pasado con los personajes importantes, fue un guerrero, estuvo en batallas importantes...como caballero medieval fue a Túnez, pero el planteamiento militar fue moderno..Siempre esa curiosa mezcla entre medieval y moderno...

Carlos forma parte de mi corazón, de mis amores históricos, no es el más importante..pero sí uno de los que más quiero....Aún no he ido a Yuste, reconozco que me da respeto, pasear por esos lugares donde vivió sus últimos años, sus años más tristes, en los que se sentía perdedor de todas las batallas, podría ser duro para mí..pero lo haré, esta entre mis cosas pendientes, como ir a las ciudades que le vieron nacer, donde pasó su infancia....

No me entretengo más...sólo recordar la casualidad de la vida, un día como hoy también nació su hijo Juan de Austria, ese famoso Jeromín que nació en Leganés, mi ciudad, el sitio donde vivo yo....creo que el mundo está lleno de señales aunque no siempre las vea.....y el mismo año de la batalla de Mühlberg.....yo he llegado a la conclusión de que nada es casual en mi vida, que Carlos apareció en mi vida, pero ya estaba en mi corazón....

CAROLUS SEMPER INVICTISSIMUS .......


No hay comentarios:

Publicar un comentario